Una poderosa tradición

25/XI

En los años anteriores a la publicación del libro Alcohólicos Anónimos, no teníamos nombre . . . Por un escaso margen, se decidió titular nuestro libro “La Salida” . . . Uno de nuestros primeros miembros solitarios . . . descubrió doce libros publicados con ese título . . . Así fue que “Alcohólicos Anónimos” se convirtió en el título de preferencia. Y así fue que conseguimos un título para nuestro libro, un nombre para nuestro movimiento y, como ya estamos comenzando a ver, una tradición de la más alta importancia espiritual.

La tradición de A.A.: cómo se desarrolló, p. 35-36

¡Cuántas veces un Poder Superior se ha hecho sentir en momentos cruciales de nuestra historia! En aquellos primeros días la importancia que el principio de anonimato adquiriría fue, si acaso, vagamente percibida. Parece que el azar contribuyó aun en la selección de un nombre para nuestra Comunidad.

Dios no desconoce el anonimato y frecuentemente aparece en los asuntos humanos disfrazado de “suerte”, “azar” o “coincidencia”. Si el anonimato, algo fortuitamente, se convirtió en la base espiritual de nuestras Tradiciones, quizá Dios estaba actuando anónimamente en nuestro beneficio.

A powerful tradition

In the years before the publication of the book “Alcoholics Anonymous,” we had no name. . .by a narrow majority the verdict was for naming our book “The Way Out.” . . .One of our early lone members. . . found exactly twelve books already titled “The Way Out.”. . . So “Alcoholics Anonymous” became first choice. That’s how we got a name for our book of experience, a name for our movement and, as we are now beginning to see, a tradition of the greatest spiritual import.

A.A. tradition: How it developed, pp. 35-36

Beginning with Bill’s momentous decision in Akron to make a telephone call rather than a visit to the hotel bar, how often has a Higher Power made itself felt at crucial moments in our history! The eventual importance that the principle of anonymity would acquire was but dimly perceived, if at all, in those early days. There seems to have been an element of chance even in the choice of a name for our Fellowship.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s