Una mente receptiva

18/X

La verdadera humildad y una mente receptiva nos puede conducir a la fe . . .

Doce pasos y doce tradiciones, p. 35

Mi manera alcohólica de pensar me llevó a creer que yo podía controlar mi forma de beber, pero no pude. Cuando llegué a A.A., me di cuenta de que Dios me estaba hablando por medio de mi grupo. Mi mente estaba abierta solamente lo suficiente para darme cuenta de que yo necesitaba de su ayuda. Tardé más tiempo en llegar a lograr una real y honesta aceptación de A.A., pero con ella llegó la humildad. Yo sé cuán loco estaba y hoy estoy muy agradecido por tener restaurado mi sano juicio y por ser un alcohólico sobrio. Este nuevo y sobrio yo es una persona mucho mejor de lo que hubiera podido ser sin A.A.

Thinking...

An open mind

True humility and an open mind can lead us to faith . . . 

12&12, p. 33

My alcoholic thinking led me to believe that I could control my drinking, but I couldn’t. When I came to A.A., I realized that God was speaking to me through my group. My mind was open just enough to know that I needed His help. A real, honest acceptance of A.A. took more time, but with it came humility. I know how insane I was, and I am extremely grateful to have my sanity restored to me and to be a sober alcoholic. The new, sober me is a much better person than I ever could have been without A.A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s