Libre al fin

10/V

Otro gran dividendo que podemos esperar del hecho de confiar nuestros defectos a otro ser humano es la humildad, – una palabra frecuentemente mal entendida . . . – significa un reconocimiento claro de qué y quiénes somos realmente, seguido de un sincero intento de convertirnos en lo que debiéramos ser.

Doce Pasos y doce Tradiciones, p. 62

En mi fuero interno yo sabía que si quería sentirme alegre, feliz y libre, tendría que compartir mi vida pasada con otro individuo. La alegría y el alivio que experimenté después de hacerlo es algo indescriptible. Casi inmediatamente después de dar el Quinto Paso, me sentí libre de la esclavitud del ego y del alcohol. Esta libertad permanece después de 36 años, un día a la vez. Descubrí que Dios podía hacer por mí lo que yo no podría hacer solo.

Creek

Free at last

Another great dividend we may expect from confiding our defects to another human being is humility – a word often misunderstood. . . . it amounts to a clear recognition of what and who we really are, followed by a sincere attempt to become what we could be.

Twelve Steps and Twelve Traditions, p. 58

I knew deep inside that if I were ever to be joyous, happy and free, I had to share my past life with some other individual. The joy and relief I experienced after doing so were beyond description. Almost immediately after taking the Fifth Step, I felt free from the bondage of self and the bondage of alcohol. That freedom remains after 36 years, a day at a time. I found that God could do for me what I couldn’t do for myself.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s