Un lugar de descanso

08/V

Todos los Doce Pasos de A.A. nos piden actuar en forma contraria a nuestros deseos naturales . . . todos ellos desinflan nuestro ego. Cuando se trata de desinflar el ego, pocos Pasos son más difíciles de practicar que el Paso Cinco. Pero ningún otro Paso es más necesario para la sobriedad y la paz mental duraderas.

Doce Pasos y doce Tradiciones, p. 59

Después de poner por escrito mis defectos de carácter, no tenía deseos de hablar sobre ellos, y decidí que era hora de dejar de llevar esta carga solo. Tenía que confesar esos defectos a alguien más. Yo había leído – y se me había dicho – que no podría mantenerme sobrio a menos que lo hiciera.

El Paso Cinco me daba un sentimiento de pertenecer, con humildad y serenidad cuando lo practicaba en mi diario vivir. Fue importante admitir mis defectos de carácter en el orden que se presentan en el Paso Cinco: “ante Dios, antes nosotros mismos y ante otro ser humano”. Admitirlo ante Dios prepara el terreno para la admisión ante mí mismo y ante otra persona. Como lo describe la práctica del Paso, una sensación de unidad con Dios y con mi prójimo me llevó a un lugar de descanso en donde me podía preparar para los otros Pasos hacia una sobriedad completa y llena de significado.

park trees at spring

A resting place

All of A.A.’s Twelve Steps ask us to go contrary to our natural desires . . . they all deflate our egos. When it comes to ego deflation, few Steps are harder to take than Five. But scarcely any Step is more necessary to longtime sobriety and peace of mind than this one. 

Twelve Steps and Twelve Traditions, p. 55

After writing down my character defects, I was unwilling to talk about them, and decided it was time to stop carrying this burden alone. I needed to confess those defects to someone else. I had read – and been told – I could not stay sober unless I did. Step Five provided me with a feeling of belonging, with humility and serenity when I practiced it in my daily living. It was important to admit my defects of character in the order presented in Step Five: “to God, to ourselves and to another human being.” Admitting to God first paved the way for admission to myself and to another person . As the taking of the Step is described, a feeling of being at one with God and my fellow man brought me to a resting place where I could prepare myself for the remaining Steps toward a full and meaningful sobriety.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s