Dejarlo en manos de Dios

08/III

Cada persona que ha ingresado a A.A. con el propósito de permanecer, ha empezado a practicar el Paso Tres, sin haberse dado cuenta. En todo lo concerniente al alcohol, cada uno ha decidido entregar su vida al cuidado, orientación y protección de Alcohólicos Anónimos . . . [y] reconoce en A.A. una bahía segura para anclar el buque escorado de su propia existencia. si esto no es poner la voluntad y la vida al cuidado de una providencia ajena, entonces, ¿qué es?

Doce pasos y doce tradiciones, p. 38

La sumisión a Dios fue mi primer paso hacia mi recuperación. Creo que nuestra Comunidad busca una espiritualidad abierta a una nueva relación con Dios. Mientras me esfuerzo por seguir el camino de los Pasos, siento una libertad que me da la capacidad para pensar por mí mismo. Mi adicción me tenía confinado sin posibilidad de liberación; pero A.A. me asegura un camino por el que puedo ir adelante. El compartimiento, el interés y el afecto recíprocos son lo que nos regalamos, unos a otros, y mi capacidad para regalarlo está reforzada conforme cambia mi actitud hacia Dios. Voy aprendiendo a someterme a la voluntad de dios en mi vida, a tener dignidad, y a mantener estas actitudes regalando lo que recibo.

Pink Blossoming Brance

Turning it over

Every man and woman who has joined A.A. and intends to stick has, without realizing it, made a beginning on Step Three. Isn’t it true that in all matters touching upon alcohol, each of them has decided to turn his or her life over to the care, protection, and guidance of Alcoholics Anonymous? . . . Any willing newcomer feels sure A.A. is the only safe harbor for the foundering vessel he has become. Now if this is not turning one’s will and life over to a newfound Providence, then what is it? 

Twelve steps and twelve traditions, p. 35

Submission to God was the first step to my recovery. I believe our Fellowship seeks a spirituality open to a new kinship with God. As I exert myself to follow the path of the Steps, I sense a freedom that gives me the ability to think for myself. My addiction confined me without any release and hindered my ability to be released from my self-confinement, but A.A. assures me of a way to go forward. Mutual sharing, concern and caring for others is our natural gift to each other and mine is strengthened as my attitude toward God changes. I learn to submit to God’s will in my life, to have self-respect, and to keep both of these attitudes by giving away what I receive.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s