Un axioma espiritual

octubre 09

Un axioma espiritual

Es un axioma espiritual que cada vez que estamos perturbados, no importa cuál sea la causa, hay algo mal en nosotros.

Doce pasos y doce tradiciones, p. 97

Yo nunca entendí verdaderamente el axioma espiritual del Décimo Paso hasta que tuve la siguiente experiencia. Estaba yo sentado leyendo en mi cuarto, a altas horas de la noche, cuando de pronto oí ladrar a mis perros en el patio de atrás. Mis vecinos se disgustan con esta clase de perturbación, así es que, entre enojado y avergonzado, temiendo la desaprobación de mis vecinos, inmediatamente hice entrar a mis perros. Algunas semanas más tarde se repitió exactamente la misma situación, pero esta vez, debido a que estaba más en paz conmigo mismo, pude aceptar la situación – los perros tiene que ladrar – y calmadamente los hice entrar. Ambos incidentes me enseñaron que cuando una persona experimenta eventos casi idénticos y reacciona de dos maneras diferentes, no es el evento el que tiene la importancia principal, sino la condición espiritual de la persona. Los sentimientos vienen de adentro y no de circunstancias exteriores. Cuando mi condición espiritual es positiva, yo reacciono positivamente.

Rays of light

A spiritual axiom

It is a spiritual axiom that every time we are disturbed, no matter what the cause, there is something wrong with us. 

12 & 12, p. 90

I never truly understood the Tenth Step’s spiritual axiom until I had the following experience. I was sitting in my bedroom, reading into the wee hours, when suddenly I heard my dogs barking in the back yard. My neighbors frown on this kind of disturbance so, with mixed feelings of anger and shame, as well as fear of my neighbor’s disapproval, I immediately called in my dogs. Several weeks later the exact situation repeated itself but this time, because I was feeling more at peace with myself, I was able to accept the situation–dogs will bark–and I calmly called in the dogs. Both incidents taught me that when a person experiences nearly identical events and reacts two different ways, then it is not the event that is of prime importance, but the person’s spiritual condition. Feelings come from inside, not from outward circumstances. When my spiritual condition is positive, I react positively.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s